viernes, 12 de junio de 2015

RESEÑA de HHhH, de Laurent Binet

Por Jordi Bel:



                                             

     HHhH, «Himmlers Hirn heisst Heydrich», «El cerebro de Himmler se llama Heydrich», es el título de esta novela histórica/ensayo donde Laurent Binet nos cuenta de forma muy peculiar, a la vez que crítica, el asesinato de uno de los líderes más importantes de la Alemania nazi.

     Reinhard Heydrich, “el carnicero de Praga”, fue el segundo al mando de las SS y jefe de la Gestapo, las SA y la RSHA. Organizó además, las Einsatzgruppen (grupos especiales de las SS que se encargaban de los asesinatos en masa), y presidió la conferencia de Wannsee donde se gestó la Solución Final.

     Digo peculiar, porque el autor relata los hechos tal y como sucedieron mientras describe las situaciones que le llevaron a hacerlo. Vendría a ser como una especie de Metaliteratura, donde el escritor interrumpe el relato para aclarar algo, hacer juicios sobre la obra en sí y su elaboración, tratar temas relacionados con el género y las técnicas narrativas, o simplemente hablar de la literatura en general. Un libro de poco más de 250 páginas narrando cómo se perpetró un atentado del cual, a la mitad de la novela, todavía no se ha descrito nada. Antes de esto, nos adentra en las causas que llevaron al partido nazi al poder. Cómo personajes como el mismísimo Hitler, Himmler, Heydrich o Goering  llegaron a controlarlo. En resumidas cuentas, se nos relata cómo con un sinfín de traiciones y mentiras sumió al mundo en la Segunda Guerra Mundial.

      Es crítico, sí. Hay momentos  de la novela en los que incluso parece que el autor posee la verdad absoluta sobre lo que pasó, y sobre cómo debieron de haber actuado los grandes personajes de la época. Puede pecar de soberbia, pero no deja de ser su opinión. Laurent tiene una visión muy personal de lo que es la verdad histórica, y continuamente hace referencia a situaciones, diálogos y hechos, que bien podrían no haber acontecido.

     La operación Antropoide, como se conoce el atentado que narra Binet, fue orquestada por miembros de la resistencia checa (Jan Kubiš , Jozef Gabčík y otros comandos británicos).  Lanzados en paracaídas, la misión comenzó a hacer aguas desde un buen principio.  Aterrizaron a 20 km del destino.  La supuesta hora en la que Heydrich debía pasar en su vehículo se demoró tanto, que a punto estuvo de suspenderse. El subfusil Sten que portaban para consumar el atentado se encasquilló, y de no haber sido por una granada de mano, la misión habría resultado un fracaso. Pero finalmente, la explosión dejó herido de muerte al carnicero de Praga. 

     Días después, escondidos en la iglesia de los santos Cirilo y Metodio, fueron traicionados por un compañero que reveló su paradero. Acorralados, prefirieron suicidarse a ser capturados por las SS.

                         


     Un libro interesante, con marcado toque personal del autor. Sus reflexiones son semejantes a las que yo mismo me planteo en muchas ocasiones. Quizá por ello, me haya gustado más que a otros lectores.