jueves, 21 de abril de 2016

Reseña de 'NADIE ME OFENDE IMPUNEMENTE', de Elizabeth Urian


ELIZABETH URIAN



Reseña de Jordi Bel Marcoval





Las novelas románticas no son mi género predilecto, pero tengo por costumbre leer a los escritores de mi pueblo. No conocía a Elizabeth Urian, seudónimo que usan dos hermanas de 'La Sénia' para escribir sus obras. Me enteré de su existencia gracias a Facebook, donde se anunciaba la presentación del libro, y decidí esa misma noche dejar aparcadas por un tiempo las batallas y ejércitos que pueblan las novelas que suelo leer, para sumergirme en turbulentas historias de amor en la Escocia del siglo XIX.


               
                       Elizabeth Urian


La novela da a su inicio con un suceso traumático sufrido por nuestras protagonistas; para acto seguido, adentrarnos en sus dos historias de amor.
Intrigas, secretos y disputas acompañarán a Ayla y Cadha Singht, hermanas  que conviven en una isla de Escocia donde en ausencia de su padre, un acaudalado hombre de negocios, llevarán las riendas de todas sus propiedades. La trama se complica cuando este contrata a Michael Campbell, un nuevo administrador que será el encargado de controlar sus bienes; mas este llega acompañado de un misterioso hombre, Rob Cunningham, que al igual que el nuevo administrador puede no ser quien dice ser.

La turbulenta historia de amor que surgirá entre las hermanas y los dos hombres será el hilo conductor de una trama elaborada, a la par que entretenida.



                                       



Los personajes están muy bien diseñados, siendo el carácter de las hermanas Singht lo que más llama la atención. La prosa es perfecta. Me ha sorprendido gratamente su fluidez y la gran amplitud de vocabulario que contiene la narración. Con 474 páginas, su extensión es la apropiada para contar todos los giros que van sucediendo en la trama.

Amor, desamor, pasión, intriga, mentiras, secretos... todo ello acompañado de un pequeño toque de acción, hacen de "Nadie me ofende impunemente", el libro perfecto para los amantes de la novela romántica. 

Si no tienes claro que regalar el próximo 23 de abril, día internacional del libro, esta es una muy buena opción.